Departamentos

 

Fax: 946102053

Funciones de urbanismo:

  • Tramitación de modificaciones de planeamiento general y demás instrumentos de ordenación pormenorizada.
  • Gestión urbanística de proyectos de concertación, cooperación, expropiación y agente urbanizador.
  • Disciplina urbanística.
  • Información urbanística a las personas que lo soliciten.

Normativa Aplicable:

Montes

Fax: 946102053

    Aprovechamientos forestales.

La superficie de Monte Público gestionada está en torno a las 45.000 ha., llevándose a cabo anualmente los aprovechamientos forestales de madera, pastos, etc.
 
    Repoblaciones forestales.

El principal criterio de elección de especie en las repoblaciones forestales es maximizar la producción, dando prioridad a los valores medioambientales y recreativos, procurando aumentar la utilización de especies autóctonas, como por ejemplo: hayas, castaños, abedules, arces, robles, fresnos, cerezos, etc., habiéndose repoblado 82,78 ha. con coníferas principalmente. Asimismo, se ha continuado con la plantación de clones de castaño. 

    Mejora de las infraestructuras viarias.

Esta labor está orientada principalmente a facilitar el acceso al monte para la ejecución de los trabajos forestales y la extracción de la madera. Estas iniciativas han supuesto un acceso rápido de las cuadrillas en la extinción de incendios.
Asimismo, la mejora de las pistas favorece la práctica del tiempo de ocio, actividades como las rutas de bicicleta de montaña, el senderismo, la recogida de setas, la caza, etc. 

    Adecuación al uso público de las áreas forestales.

Esta labor de mantenimiento se centra principalmente en áreas recreativas, sabiendo que en la zona de Balmaseda, su uso se concentra en los fines de semana de los meses de primavera, verano y otoño.
Asimismo, se ha continuado con las mejoras en seguridad mediante la colocación de vallas, cierres y reposición de elementos dañados. 

    Conservación de la biodiversidad y del estado sanitario de las masas forestales.

Proteger la vegetación de la ribera y la conservación de los setos naturales y de especies frondosas protegidas, porque éstos construyen hábitat favorables para el desarrollo de numerosas especies de fauna.
Asimismo, se toman medidas de control de los desequilibrios silvo-cinegéticos mediante la obtención de las regeneraciones y plantaciones, de forma individual o de manera colectiva.
Se protegen y conservan árboles muertos. Se intenta conservar el estado sanitario de las masas de coníferas en el territorio, mediante un tratamiento anual.

 

 

Más información