Noticias

perro 

Perros peligrosos

La Ordenanza Municipal que regula la tenencia y protección de animales deja claro que es necesario acatar la normativa autonómica que regula la necesidad de que los perros peligrosos utilicen bozal. En el punto 1b del artículo 11 del Decreto 101/2004 dice así: “Las personas que conduzcan y controlen perros potencialmente peligrosos deberán llevarlos con bozal adecuado a su tamaño y raza, así como con una cadena o correa resistente no extensible de menos de dos metros de longitud, no pudiendo circular sueltos en ningún supuesto y bajo ninguna circunstancia, sin que puedan llevarse más de uno de estos perros por persona.” Hasta el Ayuntamiento han llegado quejas de vecinos y vecinas que han denunciado que varios perros de razas peligrosas pasean sin bozal por nuestras calles. La multa por este comportamiento puede llegar hasta los 2.404,05 euros. Queremos, desde estas páginas, instar a las personas propietarias a que pongan el bozal a sus perros, no sólo por la sanción económica que les podría acarrear el no hacerlo, sino por respeto a sus vecinos y vecinas y para evitar problemas mayores. Las calles son de todos y todas y cada persona tiene derecho a disfrutarlas y utilizarlas con seguridad.

Excrementos

La citada Ordenanza Municipal también aclara que los excrementos de los perros deberán ser recogidos y depositados en los contenedores correspondientes por su propietario o propietaria. Recordamos que la infracción de esta norma acarrea una multa de hasta 601,01 euros.